Las paginas web que se utilizaban para ver animes gratis, AnimeYT y AnimeMovil, han anunciado esta semana sus cierre definitivo. Esto se debe a que recibieron denuncias por derechos de autor.

Según ha trascendido, fue Crunchyroll, que es como un Netflix exclusivo de animes y que opera de manera legal en gran parte del mundo, la que demando a AnimeYT por subir sus traducciones y doblajes propios.
Por otro lado fue Toei Animation la empresa que denuncio a AnimeMovil, por publicar de manera ilegal la exitosa película Dragon Ball Super Broly.

Por ahora los sitios Animeflv y JKanime, que también son muy populares para ver animes enlinea gratis, no se han visto afectados, pero es muy probable que mas pronto que tarde corran con la misma suerte.

En el caso de los mangas, estos suelen ser licenciados oficialmente con varios meses o incluso años de diferencia fuera de Japón, motivo por el cual las paginas que los publican en español pueden funcionar sin problemas por el momento.