Adelanto de Kimetsu no Yaiba manga 186, Kimetsu no Yaiba 186 spoiler español, Kimetsu no Yaiba 186 avance, Kimetsu no Yaiba manga capitulo 186, resumen episodio 186 manga raw, fecha de estreno.

Desde la muerte de su padre, Tanjiro se ha comprometido a mantener a su familia. Aunque sus vidas pueden ser endurecidas por la tragedia, han encontrado la felicidad. Pero ese calor efímero se destruye un día cuando Tanjiro encuentra a su familia asesinada y el único sobreviviente, su hermana Nezuko, se convirtió en un demonio. Para su sorpresa, sin embargo, Nezuko aún muestra signos de emoción humana y pensamiento ... Así comienza la petición de Tanjiro de luchar contra los demonios y hacer que su hermana vuelva a ser humana.
En el mundo real, Murata se percata que Tanjirou no tiene pulso ni respiración, así que va en busca de Yushiro para que pueda curar a Tanjirou. Por otra parte, Tanjirou entra en la conciencia de su antepasado, Sumiyoshi, y logra ver todos sus recuerdos.

[Flashback]
Sumiyoshi menciona que los pendientes que tiene fue un regalo de su madre. Su hermano mayor era una persona muy amable, pero siempre era maltratado por su padre.

Un día, el hermano de Sumiyoshi fue golpeado por su padre a tal punto que dejó su cara hinchada, pero aún así, su hermano mayor mantuvo la compostura y le regaló una flauta a Sumiyoshi. Sin embargo, él tenía una maldición.

Después de la muerte de su madre, Sumiyoshi estaba apunto de convertirse en monje, pero al final no lo hizo. Así que se fue de su casa. Mientras deambulaba día y noche, Sumiyoshi conoce a una mujer de su misma edad. Aquella mujer había perdido a toda su familia.

Pasaron 10 años y Sumiyoshi se casó con aquella mujer. Ella ahora está embarazada y está a punto de dar a luz a un varón, así que Sumiyoshi fue en busca de un doctor, pero en el camino se encontró con unas personas heridas, así que los ayudó.

Cuando Sumiyoshi regresó a casa, su esposa y su hijo habían sidos asesinados. Sumiyoshi sostuvo el cuerpo de su hijo y esposa durante 10 días. Después de enterrar a su hijo y esposa, Sumiyoshi formó un escuadrón de asesinos de demonios. Y pasado un tiempo se encontró cara a cara con Muzan.

Ahora, Sumiyoshi se dio cuenta de cuál era su verdadera misión: 'Él nació para derrotar a Muzan'. FIN.