Aqui esta el resumen de Dragon Ball Super manga 66, que es el final de la Saga del Prisionero Galactico.

El capítulo comienza con los Guerreros Z despertando, y se dan cuenta que algo muy extraño esta pasando con el planeta y que la energia de sus habitantes esta siendo drenada, Vegeta dice que Goku volvió a fallar y se va volando.
Goku sigue peleando contra Moro, Bills molesto dice que no tiene otra opción mas que intervenir, pero en ese momento Wiss recibe una llamada del Sumo Sacerdote, al parecer es para hablar sobre Merus.
Wiss le dice a Goku que para vencer a Moro tiene que hacer lo mismo que hizo Merus con esas esferas, luego Bills y Wiss se van. Goku mira la esfera en la cabeza de Moro y se da cuenta que se esta escondiendo, en ese momento Vegeta aparece y le dice que salga de su camino. El Príncipe Saiyajin comienza a golpear el suelo y Moro parece sufrir, y el cristal de su frente comienza a reaparecer. Vegeta le dice a Goku que destruya rápidamente el cristal porque no podra seguir separando a los ki de Moro por mucho tiempo.
Goku entiende y pone todo lo que tiene en su puño derecho. Luego se precipita hacia Moro evitando sus varios ataques. Justo antes de llegar al cristal, es detenido y pierde su energía. Vegeta reconoce que ha alcanzado sus límites y que la capacidad de absorción de Moro es mucho más rapida que la suya para separar el ki.
Goku está frustrado porque su poder divino no es suficiente y no puede hacer lo que Merus ha sido capaz de hacer. Jaco piensa: "Poder divino... Poder de Dios..." y se da cuenta de algo y se va volando.


Mientras tanto, Goku ha vuelto a su forma básica mientras lucha con Moro que absorbe su energía. Vegeta está cada vez más frustrado y se da cuenta de que Gohan, Piccolo, Yamcha, Chaoz y Tenshinhan han llegado. Piccolo le pregunta si puede hacer lo contrario de la separación de Ki y tomar su energía para enviarla a Goku.
Vegeta confirma que puede hacerlo y recoge su energía. Entonces Piccolo llama telepáticamente a Dendé y le pregunta si puede enviar la energía de la gente del templo en la Tierra. Todos están de acuerdo. Goten y Trunks, que también escucharon a Piccolo, envían sus energías.
Sus energías llegan a Vegeta que forma una bola, añade su propia energía y la envía toda a Goku, que recupera todo su poder y logra liberarse del dominio de Moro. Pero inmediatamente, se bloquea de nuevo y no puede ir más allá del Súper Saiyan Blue.
Dende, se disculpa porque su poder divino es demasiado inmaduro. Entonces llega Jaco y pregunta si Buu está presente porque su poder se necesita ahora. Bulma le dice que está dormido adentro. En la Tierra, Moro sigue abrazando a Goku, que se disculpa y admite que todo es culpa suya.
Entonces, para sorpresa de todos, una gigantesca bola de energía aparece de repente. Goku siente que es un poder divino. ¿Pero de quién? Vemos al Dai Kaioshin ayudando a Uub a levantar su mano al cielo para enviar energía.
Al mirar, Dende se da cuenta de que el poder divino de Dai Kaioshin ha sido heredado por la mitad perversa de Buu. Uub le dice al Dai Kaioshin que no entiende realmente, pero le pregunta si lo hace correctamente. Dai Kaioshin responde: "Sí, gracias y perdón por la súbita petición".


Mientras tanto, Vegeta toma la bola de energía, sin saber de donde vino, la envía a Goku, ordenándole que regrese a Ultra Instinto. Goku lo recibe y regresa a su forma de pelo plateado. Aparentemente, crea un gigantesco cuerpo de ki para alcanzar el tamaño de Moro y lo empuja hacia el suelo.
Entonces el cuerpo real de Goku dentro del ki apunta al cristal, lo golpea y lo rompe. Esto hace que Whis sonría cuando lo nota desde lejos. El cuerpo de Moro se rompe en pedazos y explota.
Enterrado bajo las piedras, todos se levantan preguntándose si fue suficiente. Piccolo muestra el cráter con Goku de pie solo - que sonríe y levanta el pulgar sugiriendo que han ganado. FIN DE LA SAGA DE MORO.