Aquí tenemos el resumen de lo que paso en el quinto capitulo de la serie WandaVision, un gran capitulo donde las cosas se ponen mas serias y hay pocas escenas de comedia. Sin embargo lo mas sorprendente es el final.

Por fin hemos llegado a los años 80 en WandaVision, y la adaptación a ser nuevos padres no está siendo fácil para Wanda y Visión. Los poderes de la Bruja Escarlata no parecen funcionar con los gemelos, pero la "tía" Agnes llega para ayudar, para alivio de Wanda. Sin embargo, Visión no está seguro, y su nerviosismo por ser un nuevo padre le hace expresar su preocupación por que Agnes sostenga a Billy y Tommy. Parece que se ha salido del guión, porque la vecina entrometida le pregunta a Wanda si debe tomarla desde el principio e intentar la escena de nuevo. Vision se queda desconcertado y vuelve a preguntarse por qué Wanda no parece darse cuenta de que algo va mal. De repente, los bebés dejan de llorar y, con ello, ¡cumplen cinco años! En el mundo real, Mónica se reúne con Jimmy y Darcy, y se niega a que le saquen sangre de nuevo, o a que le hagan otro escáner del cuerpo, porque este último aparece en blanco (raro, ¿verdad?). En una reunión informativa de S.W.O.R.D., se recapitula la historia de Wanda, y nos enteramos de que los padres de ella y Pietro se llamaban Irina y Oleg Maximoff... ¡entonces no es Magneto! También se revela que Wanda entró en el cuartel general de S.W.O.R.D. hace nueve días y robó el cuerpo desmontado de Visión. En su testamento vital, el androide dejó claro que no quería ser el arma de nadie, y Jimmy y Darcy no pueden entender cómo lo trajo de vuelta sin la Gema de la Mente. De vuelta a Westview, los chicos han encontrado un cachorro, Sparky, pero Visión sigue confundido por su entorno. No le gusta que Wanda use sus poderes delante de Agnes, y parece cuestionar su entorno constantemente. Sin embargo, se distrae cuando los gemelos pasan de cinco a diez años.

Darcy ahora llama a la anomalía "Hex", y Mónica explica que estar atrapada dentro de Westview fue doloroso, ya que podía sentir su verdadero yo empujado hacia abajo mientras Wanda controlaba lo que decía y hacía. Mónica no parece apreciar la mención de la Capitán Marvel, y rápidamente traslada la conversación a lo que llevaba puesto cuando fue expulsada de la ciudad. Su ropa de los años 70 es a prueba de balas porque Wanda está "reescribiendo la realidad" y cambió lo que llevaba puesto -un chaleco de kevlar- cuando entró en el Hex. Visión, mientras tanto, está en el trabajo hablando con Norm, cuando de alguna manera llega un correo electrónico de Darcy hablando de las rarezas del pueblo. Visión utiliza sus poderes para apagar el ordenador, pero toca las sienes de Norm y parece que le hace lo mismo. De repente, su verdadera personalidad regresa y le dice a Visión que "ella" (¿Wanda?) está en su cabeza y que le duele. Visión le toca de nuevo y vuelve a ser Norm.
Hablando con Billy y Tommy, Wanda insinúa fuertemente que es ella quien envió a Visión al trabajo porque necesitaba una distracción (los chicos señalan que es sábado, no lunes). De repente, un ruido del exterior les distrae; es un dron de la época de los 80 que S.W.O.R.D. ha enviado para comunicarse con Wanda. Mientras sus ojos brillan en rojo, el director Hayward ordena que se dispare un misil... y las cosas se ponen muy locas. Wanda emerge del Hex, con el mismo traje (y acento) de Vengadores: Endgame. Les advierte que se mantengan fuera de su casa, y Mónica intenta razonar con ella. Le pregunta qué quiere Wanda, pero la Bruja Escarlata dice que tiene lo que quiere, y que nadie se lo volverá a quitar. Controlando las mentes de los agentes de S.W.O.R.D., todos apuntan con sus armas a Hayward mientras Wanda regresa a Westview y el campo de energía que rodea la ciudad se ilumina de color rojo.

El anuncio de esta semana promociona las toallas de papel de Lagos, una referencia a la ciudad nigeriana en la que Wanda mató sin querer a Crossbones y provocó esa explosión.

En Westview, Agnes ha encontrado el cuerpo de Sparky en sus setos, y Wanda deja claro a Tommy y Billy que no puede revertir la muerte porque hay reglas en la vida. De vuelta a casa, Vision revela que ha hablado con Norm, y que sabe que su mujer está controlando a la gente del pueblo. Ella intenta desviar sus preguntas, haciendo rodar los créditos e insinuando que ella también puede controlarlo. Visión está furioso, y revela que no sabe lo que hay fuera de Westivew y que está asustado porque no puede recordar su vida antes de mudarse al pueblo. Se pregunta por qué no hay más niños en el pueblo, y Wanda admite que ni siquiera sabe cómo empezó todo esto. Por desgracia, es entonces cuando suena el timbre de la puerta. Es Evan Peters (X-Men) como Pietro Maximoff.

"¿Ha cambiado el actor de Pietro?" Pregunta Darcy. Wanda y Pietro se abrazan, y ella parece tan sorprendida como el resto de nosotros. Con eso, el episodio termina, pero no antes de que Pietro pregunte: "¿Quién es la paleta?" mientras señala a Visión.